AMENAZAN E INTIMIDAN A PERIODISTA DEL SEMANARIO ZETA EN MEXICALI

Fuerzas del orden en lugar de respaldarlo lo revictimizan, culpándolo de los hechos

Ciudad de México.- La ONG internacional ARTICLE 19, dio a conocer que el jueves 14 de octubre, dos individuos persiguieron e intimidaron a Cristian Torres Cruz, jefe de información de Radar BC y fotoperiodista de Semanario ZETA, en Mexicali, Baja California.

Reprocha que tras alertar a las autoridades, tanto la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) como la Guardia Nacional (GN) arribaron al lugar de los hechos pero revictimizaron al periodista e incumplieron con su labor de investigar y detener a los agresores. 

Puntualiza la ONG que alrededor de medio día, Torres fue al poblado de La Puerta a tomar imágenes para un reportaje sobre la violencia registrada en la zona.

En entrevista con ARTICLE 19, el periodista relató que se retiró del lugar y en la carretera Mexicali-San Felipe fue perseguido y alcanzado por un vehículo pick-up Chevrolet color blanco sin placas, el cual invadió su carril. “Lo sentí pegadísimo a mí, se me echó encima, tuve que salirme al acotamiento y a la zona de tierra de la carretera, sino me atropellan”. 

Torres intentó huir en su motocicleta, pero fue impedido, pues con la pick-up bloquearon su camino. Se bajaron dos hombres del vehículo, uno portando un bate de béisbol metálico y le increparon: “¿Por qué nos tomas fotos?” Torres se identificó como prensa y mostró su credencial, resaltando que no había tomado ninguna fotografía de individuos, sino de los edificios.

Los agresores le gritaron, amenazaron y golpearon su motocicleta con el vehículo provocando que ésta sufriera daños y cayera: 

“Cuando ví que no podría escapar en motocicleta hice señas a los vehículos que pasaban, pero nadie se detuvo a auxiliarme. Me alejé unos metros y llamé al 911 dos veces, pero en ambas sólo entró un conmutador que me decía que estaban ocupadas las líneas. Logré escribir mensajes al periódico y a vocerías de la fiscalía y otros mandos, y ellos mandaron a las autoridades”, relató el periodista a ARTICLE 19.

Sin embargo, la llegada de elementos de la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) y de la Guardia Nacional (GN) no representó un apoyo al periodista.

Según su relato, ambas autoridades se limitaron a tomar las declaraciones de los involucrados, pero no revisaron a los atacantes ni a sus vehículos, ni hicieron algún peritaje a pesar de que Torres les señaló que fue amenazado con un bat y de los daños a su motocicleta. Por el contrario, las autoridades lo estigmatizaron.

“El oficial empezó a culparme, que para qué tomaba fotos, por qué me metí en ese lugar, estas personas “te confundieron con un malandrín”. El comandante de la Guardia Nacional hizo lo mismo, me comenzó a decir que no debo tomar fotos ahí, “yo conozco a esta gente” me dijo, y una vez más yo era el culpable”. 

Finalmente fue la autoridad municipal quien acompañó a Torres a hacer su denuncia ante la Fiscalía. Sin embargo, al mismo tiempo que interponía su denuncia ambos agresores fueron puestos en libertad de manera inmediata. 

Los hechos aquí descritos preocupan de sobremanera a ARTICLE 19 dado que violan las obligaciones de seguridad pública de salvaguardar la vida, las libertades, [y] la integridad a enmarcadas en el Artículo 21 de la Constitución Mexicana, las cuales están a cargo del Estado, tanto de la Federación, las entidades federativas y los Municipios.

De la misma forma, agrega la organización, los hechos violan las obligaciones del estado mexicano en lo que respecta al Sistema Interamericano de Derechos Humanos. La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión de la CIDH establece que los  Estados  tienen  una  obligación  de  proteger a quienes están expuestos a un riesgo especial respecto de sus derechos fundamentales. Esto incluye la obligación de realizar investigaciones serias, imparciales y efectivas sobre los asesinatos, agresiones, amenazas y actos de intimidación cometidos contra periodistas y [personas] trabajador[a]s de medios de  comunicación social.

La negligencia al actuar en acorde a las obligaciones legales de las fuerzas de seguridad es un factor  que perpetúa la impunidad en la violencia contra la prensa. Precisamente en el estado de Baja California durante el primer semestre de 2021, ARTICLE 19 documentó 19 agresiones, colocándola como la quinta entidad más violenta contra la prensa. A nivel nacional ARTICLE 19 identifica un nivel de impunidad superior al 98% en crímenes contra periodistas.

En vista de lo anterior, ARTICLE 19 exige : 

-A la Fiscalía General del Estado de Baja California dar celeridad a la denuncia contra los individuos identificados como Norberto “N” y Humberto “N”, interpuesta por el periodista Cristian Torres Cruz. 

-A la Guardia Nacional y a la Guardia Estatal de Seguridad e Investigación (GESI) iniciar una investigación interna, en acorde a sus funciones, para corregir y prevenir futuras acciones que estigmaticen a la prensa en su labor periodística.

-Al Mecanismo Federal de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas establecer  contacto con Cristian Torres Cruz y realice un análisis de riesgo para establecer las medidas de protección necesarias para proteger su integridad y su vida.

-Llama al Estado de Baja California y al municipio de Mexicali, principalmente a los gobiernos entrantes, a reconocer públicamente la importancia del papel que desempeñan periodistas y comunicadores para fortalecer la democracia en la entidad, como elemento esencial de prevención de atentados contra la libertad de expresión.

Share this...

Add Comment