AMÉRICA LATINA ES LA SEGUNDA ZONA DONDE MAS PERIODISTAS HAN SIDO ASESINADOS

El 90% de los asesinos no ha recibido condena alguna

Ginebra, Suiza.- Casi el 90% de los responsables de la muerte de 1109 reporteros en todo el mundo entre 2006 y 2018 no han sido condenados. La región de los Estados Árabes es la más mortífera para los profesionales de la información, seguida de América Latina y el Caribe y Asia y el Pacífico.

Así lo dio a conocer la UNESCO, ante lo que  pide que se haga justicia porque “el fin de la vida de un periodista nunca debe ser el fin de la búsqueda de la verdad”.

Con motivo del Día Internacional para acabar con la impunidad de los crímenes contra periodistas, que se conmemora cada 2 de noviembre, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura ha publicado un informe en el que denuncia la impunidad existente en torno al asesinato de reporteros.

En el informe, titulado Intensified Attacks, New Defences (Ataques intensificados, nuevas defensas), se indica que casi el 90% de los responsables del asesinato de 1109 profesionales de la información en todo el mundo entre 2006 y 2018 no han sido condenados.

La publicación señala que existe un aumento del 18% en los asesinatos en los últimos cinco años, entre 2014 y 2018, en comparación con el quinquenio anterior.

Según la investigación de la UNESCO, la región de los Estados Árabes es la más mortífera para la práctica del periodismo, con un 30% de los asesinatos en el mundo, seguida de América Latina y el Caribe, con un 26%, y Asia y el Pacífico, con el 24%.

El estudio revela que, entre 2017 y 2018, el 55% de los asesinatos de periodistas ocurrieron en zonas en la que no se vive un conflicto, tendencia que ejemplifica la naturaleza cambiante de los asesinatos de reporteros, que a menudo son blanco de ataques debido a sus reportajes sobre política, crimen y corrupción.

Precisamente, en su mensaje sobre el Día, el Secretario General de la ONU señala que la libertad de expresión y de los medios de comunicación es esencial “para fomentar el entendimiento, reforzar la democracia y progresar en nuestros esfuerzos para la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible”.

Por ese motivo, António Guterres afirma que “cuando se ataca a los periodistas, toda la sociedad paga el precio” y añade: “Si no podemos protegerlos, nuestra capacidad para mantenernos informados y contribuir a la adopción de decisiones se ve gravemente obstaculizada. Si los periodistas no pueden hacer su trabajo en condiciones de seguridad, nos enfrentamos a la perspectiva de un mundo de confusión y desinformación”.

En lo que va de 2019, la UNESCO ha anotado un número menor de asesinatos que en el mismo periodo del año pasado, con 44 muertes registradas hasta el 30 de octubre, en comparación con las 90 en la misma fecha en 2018.

La UNESCO trata de prevenir estas tragedias promoviendo un entorno seguro para el trabajo que desarrollan los reporteros, en particular mediante el Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre la Seguridad de los Periodistas y la Cuestión de la Impunidad.

Sin embargo, cuando ocurre lo peor, la UNESCO insta a que los responsables de la muerte de periodistas rindan cuentas, afirma la directora general de la UNESCO, Audrey Azoulay, en su mensaje para el Día Internacional. 

La Organización también lucha contra la impunidad sobre el terreno formando a jueces y miembros del poder judicial, cooperando con los tribunales de derechos humanos y colaborando con los Gobiernos para crear mecanismos nacionales de    enjuiciamiento.

Azoulay asegura que la UNESCO quiere que rindan cuentas a todos los que ponen en peligro a los periodistas, todos los que los matan y todos los que no hacen nada para poner fin a esa violencia y declara que “el fin de la vida de un periodista nunca debe ser el fin de la búsqueda de la verdad”.

Share this...

Add Comment