APROBACIÓN Y DESAPROBACIÓN DE AMLO

Columna Ciudadana

San Luis Potosí, SLP.- Precisamente se acaban ya de cumplir, dos años de la administración de Andrés Manuel López Obrador. Es el mandatario que ha llegado con el mayor respaldo popular, pero ¿cómo está ahora tras setecientos treinta días?.

De acuerdo a la encuesta publicada por el diario nacional Reforma, reveló que de tener un 78% en marzo del 2019 ahora cuenta con 61% de aprobación de la ciudadanía.

En agosto de este año, la probación había bajado hasta 56%, siendo esta la más baja del sexenio. Sin embargo, logró recuperar terreno y logró subir al cierre de noviembre al 61%.

Respecto a la gente que desaprueba su gestión, al inicio del sexenio sólo tenía un 18%, en agosto de este año subió hasta 41% y cierra con un 37% de desaprobación.

BUSCA CHATARRIZAR EL TRANSPORTE URBANO

No se nos olvide, que, en la pasada legislatura, el diputado perredista Sergio Desfassiux no logró que al pulpo camionero se le autorizara subir hasta quince años el traer las unidades del transporte urbano en uso, la que ahora está desesperada buscando como modificar la ley, es la diputada de Morena Alejandra Valdés y pretende que pasen de diez a quince años en servicio las unidades.

Esta propuesta es una locura y ya se generaron infinidad de reacciones y se esperan múltiples acciones de rechazo para echar abajo esta aberrante propuesta.

¿SE VA EL CONTRALOR?

Según se escucha en los pasillos del Congreso, es cuestión de tiempo para que el inepto contralor aviente el arpa. Jesús Rocha ha funcionado como un florero más y su actuar ha sido en verdad desastroso.

A todas las denuncias les ha dado largas y se convertido en un experto para poner pretextos para todo. Y ahora que le cayó en sus manos una bomba de tiempo, por las monumentales corruptelas de los ex diputados, y tendrá que empezar a inhabilitarlos y hasta poner denuncias penales, pero al parecer ya le dio frío y le temblaron las piernitas.

Se dice será relevado por el priista Martín Reyna Puente, que, de contralor, tiene lo que yo de astronauta. Así de mal están las cosas en el Congreso del Estado.

Share this...

Add Comment