EN MATAMOROS, VENCE EL “CAPITÁN AMÉRICO” AL “INFIERNO AZUL” Y A LA “CORRUPCIÓN”

Luchadores hicieron una parodia sobre la elección en Tamaulipas

Matamoros, Tam.- La lucha de la democracia se pactó a dos de tres caídas sin límite de tiempo. Seis eran los que se subieron al ring: los buenos fueron “Capitán Américo”, “El Tamaulipeco” –que nos representó a todos– y “Lealtad”, que se enfrentaron con todo y en cuerpo y alma contra el “Infierno Azul”, “Infierno Rojo” y la “Corrupción”. El “INEpto” fungió como el réferi.

En Matamoros, se dio la batalla de la democracia en el cuadrilátero. “El Tamaulipeco” mostró su fortaleza, pero sobre todo dejó ver que no hay nada que pueda contra ellos, aplicó las llaves precisas para ponerles un alto a esos ‘infiernos’ que se ganaron el repudio del pueblo por todas las triquiñuelas y marrullerías que intentaron aplicar.

No pasó más de un minuto cuando los infiernos que, unidos como uno solo, quedaron en la lona, repudiados y sin posibilidades de volver a pararse o tomar fuerzas, pese a que el INEpto se hizo de la vista gorda y a pesar de que ya estaban ganados los buenos, insistía en mantener la lucha al límite a fin de darles ventaja al infierno azul, al infierno rojo y a la corrupción. Ni así pudieron.

Y es que, ante la apatía y entreguismo del INEpto, el Tamaulipeco, que recibió el apoyo y energía de los espectadores, salió triunfante y aunque el réferi no pitó a tiempo, ganó junto con el Capitán Américo y la Lealtad. No hubo duda, fue un triunfo limpio y con toda la fe, la buena vibra y voluntad del pueblo que sin miedo se enfrentó a los infiernos y la corrupción.

Así fue como dio inicio el cierre regional del doctor Américo Villarreal Anaya, candidato de la Coalición “Juntos Hacemos Historia”, en el municipio de Matamoros, con esta lucha por la democracia organizada por la Unión de Luchadores de Río Bravo, quienes presentaron una parodia de la elección.

Más de 20 mil llenaron el estacionamiento del Centro de Convenciones “Mundo Nuevo” en esta frontera; las almas abarrotaron los rincones del lugar. Estuvieron los de Matamoros, San Fernando y Valle Hermoso, que no pudieron faltar y que dominaron la vista desde el puente peatonal de la avenida Pedro Cárdenas que se paralizó.

Tamaulipas es territorio Morena, esta cuarta transformación ya llegó con el doctor Américo Villarreal Anaya, como lo dijo el diputado local Beto Granados, quien hizo hincapié que los ciudadanos ya despertaron, el pueblo es libre y tiene la libertad de elegir y el pueblo tamaulipeco está con Morena.

Y es que, las mujeres, hombres, así como niños y adultos mayores reclaman paz, prosperidad y repudian a los traidores de la patria, que a punta de intimidaciones quieren mantenerse en el poder.

Aquí, la ilusión les brota del alma, son los del pensamiento crítico, los de la resistencia y los que mantienen el compromiso con Morena y con quien ha dado la batalla en las elecciones más recientes en este lugar que desde hace años es territorio guinda.

Y ellos mismos son a los que se les ilumina el rostro cuando se les reconoce el valor y que desde su trinchera son capaces de hacer grandes cosas sean mujeres, hombres, niñas, niños, jóvenes o adultos mayores, son los mismos que fueron olvidados por los prianistas.

Unidos y hermanados en el último cierre regional tienen conciencia que la libertad no se implora, se conquista y todos serán parte de los que cambiaron la historia de México y de Tamaulipas.

A ellos mismos les llegó fuerte y claro el mensaje del doctor: “el voto es libre, secreto, universal y directo, no se dejen intimidar”, retumbó ante las 20 mil personas que corearon “No están solos, no están solos” y “Gobernador, gobernador, gobernador”, este penúltimo día de campaña en esta contienda electoral histórica.

Share this...

Add Comment