JORNALEROS MEXICANOS SIGUEN SIN CONTAR CON UN SALARIO MÍNIMO NI PROTECCIÓN OFICIAL

Activistas demandan subsanar esa deuda histórica con el campo

Ciudad de México.- La ONG FUNDAR (Centro de Análisis e Investigación), informó que el 26 del actual, se abre el período de sesiones del Consejo de Representantes de la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (CONASAMI), durante el cual se discute y aprueba el aumento anual al salario mínimo nacional.

Este año, consideró, los sectores gubernamental, patronal y sindical tienen la oportunidad de fijar un salario mínimo profesional para las personas jornaleras.

A lo largo del país, afirma FUNDAR, más de 3 millones de personas se emplean en los campos agrícolas. Para muchas de ellas, especialmente quienes migran, no existe una estabilidad laboral ya que su trabajo depende de los ciclos agrícolas.

“Las personas jornaleras y sus familias están viviendo en una situación de pobreza y marginación, en la cual no ven reconocido su derecho a condiciones de trabajo y de vida justas. El 93% carece de un contrato laboral y el 90.5% no tiene acceso a la seguridad social. Además, más del 84% gana apenas entre uno y dos salarios mínimos”, denuncia la organización.

Durante la pandemia, agrega, las personas jornaleras han seguido laborando, poniendo en riesgo su salud. Gracias a su trabajo, asegura FUNDAR, el sector agrícola ha podido mantener sus niveles de producción en medio de la recesión económica que atraviesa el país y es el único sector que no ha entrado en recesión durante el año 2020, creciendo de 0.1% en el primer semestre de 2020, hasta 7.4% en el tercer trimestre.

“Si bien las labores del campo han sido reconocidas en la Ley Federal del Trabajo desde su publicación en 1970, fue hasta mayo del 2019 cuando la legislación en la materia incorporó en el artículo 280 Bis las circunstancias que la CONASAMI deberá considerar para llevar a cabo la fijación del salario mínimo profesional al que pueden acceder las y los trabajadores del campo de una forma digna y proporcional a las funciones que realizan”, puntualiza.

Luego de lo cual asegura que desde hace más de un año que el Consejo de Representantes de la CONASAMI tiene pendiente la fijación de este salario mínimo. Por ello, considera FUNDAR, resulta fundamental que el gremio de las personas jornaleras sea escuchado durante este periodo de sesiones.

Aseveró que las personas jornaleras han sido esenciales en garantizar la alimentación a todas las familias mexicanas; sin embargo, siguen invisibilizadas y careciendo de sus derechos básicos, especialmente su derecho a un salario que les permita vivir dignamente con sus familias.

Por ello, informó, desde la Alianza Campo Justo, el pasado 20 de noviembre se envió un oficio al Consejo de Representantes de la CONASAMI en el que  se hace un llamado a que intercambien de viva voz con personas jornaleras para escuchar sus testimonios y argumentos a favor de un salario digno.

“Es una oportunidad histórica para saldar la deuda con un sector esencial de la sociedad, en la toma de una decisión altamente relevante para ellas y ellos”, subrayó FUNDAR.

Finalmente, cabe mencionar que la ALIANZA CAMPO JUSTO, está conformada por personas jornaleras promotoras de derechos humanos en conjunto con Fundar, Centro de Análisis e Investigación A.C.; Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan A.C.; y la Red Nacional de Jornaleros y Jornaleras Agrícolas.

Share this...

Add Comment