KILO DE TORTILLA A $60 SI APRUEBAN LEY/Carlos Mota

Columna Invitada

La alerta que ha lanzado el Consejo Nacional Agropecuario que encabeza Bosco de la Vega no es menor: la iniciativa de ley que en materia de maíz actualmente se discute en comisiones en la Cámara de Diputados “pone en riesgo las semillas híbridas y mejoradas, que representan 70 por ciento de la producción de nuestro país”. ¿Qué ocurre? Que la iniciativa propone garantizar que todas las personas tengan acceso a maíz libre de cualquier mejoramiento genético.

Hay una confusión monumental en quienes piensan que la defensa de maíz nativo está contrapuesta con las técnicas de mejoramiento genético. De hecho, durante más de 70 años han existido maíces híbridos producidos tanto por universidades como por empresas. La aprobación de esta ley implicaría que los agricultores tendrían que utilizar masivamente semilla nativa, que no tiene las mismas características que las semillas mejoradas, generando escasez y aumentando el precio del kilogramo de tortilla de 15 a 60 pesos, de acuerdo con estimaciones. En promedio, una persona terminaría gastando 400 pesos al mes en tortillas. La razón es que un productor que actualmente cosecha hasta 5 toneladas de maíz con la semilla mejorada, sólo podrá cosechar una tonelada con la nativa.

Esta nueva ley, que propuso la senadora Jesusa Rodríguez, implicaría que en México ya no se puedan utilizar técnicas de mejoramiento de maíz que llevan más de 50 años usándose. De hecho, de las 7.5 millones de hectáreas de maíz cultivado en el país el 60% está sembrado con maíz híbrido. Los agricultores estiman que para obtener el mismo tonelaje que se produce hoy se necesitarían 22 millones de hectáreas más. Tendríamos que pedirle suelo prestado a Rusia.

Al centro de la iniciativa en cuestión está un párrafo del Art. 4 que propone prohibir la “mutagénesis” como técnica de mejoramiento genético de las semillas. No obstante, en una carta dirigida a Tatiana Clouthier por parte de un millón de productores del sector agrícola se está pidiendo a los diputados que vean el gran riesgo que implica aprobar una ley que incluya esa prohibición, porque, de hacerlo, “generarían contradicciones de orden jurídico tanto en el ámbito nacional como en el internacional”. También proponen a los diputados ajustar la definición de “maíz nativo” por imprecisiones graves que incluso excluyen a los maíces criollos.

En pocas palabras: si los diputados aprueban la ley en los términos en los que la aprobaron los senadores, habrá escasez, dislocación del sector y subida de precios generalizada.

DÍAZ DE LEÓN

El gobernador del Banco de México Alejandro Díaz de León elevó fuerte la voz y dijo el viernes que hay tres bienes públicos que debemos preservar: (1) la estabilidad de precios; (2) la estabilidad financiera; y (3) el buen funcionamiento del sistema de pagos.

Share this...

Add Comment