LA UNIVERSIDAD VERACRUZANA NECESITA RECUPERAR SU NIVEL, CREDIBILIDAD Y COMPETITIVIDAD; NO UN RECTOR A MODO

Entre lo utópico y lo verdadero

Xalapa, Ver.- En una carta enviada a nuestra redacción, académicos de la Universidad Veracruzana externan su inconformidad por la represión que sufren en el interior de la institución, además de estar preocupados por la forma en que se está dando la transición para elegir a quien dirija la Rectoría en los siguientes cuatro años. Y ven la intromisión de personajes, quienes no tienen la menor idea de lo que necesita y adolece en la UV. Lo peor, que se politice la elección, para elegir al que conviene en el ámbito federal y no a la propia máxima casa de estudios, orgullo de todos los veracruzanos.

Varios columnistas han advertido la aspiración de José Roberto Ruiz Saldaña, quien como consejero y desde el INE aspira a ser candidato a la Rectoría, pero le impiden varios factores y normatividad que rige para ser tomado en cuenta. Primero, existe un falso discurso del gobierno de Cuitláhuac García Jiménez de “no meter las manos en el proceso de elección”, cuando busca un interés personal de imponer a candidatos a modo y no, para beneficio de la Universidad Veracruzana.

Algunos aseguran y el mismo José Roberto Ruiz Saldaña lo acota, que quien lo está apoyando es desde presidencia de la república, siendo esto una vergüenza y muy seguramente una mentira, pues no buscan el bien para la UV y sólo el interés político-electoral.

Por el otro, está el Dr. Darío Fabián Hernández González, quien es director general del Sistema Estatal de Planeación de la Secretaría de Finanzas del Gobierno de Veracruz y está apoyado por el gobernador, Cuitláhuac García, además de ser sobrino del gris diputado federal Rafael Hernández Villapando, aquel acusado de bigamia y estar prófugo de la justicia por varios años, para luego, arreglar su situación jurídica y adherirse a MORENA y a López Obrador. Ahora, el mismo Hernández Villalpando quiere incrustar a su sobrino, para aspirar a ser rector. Los pillos buscan el control de la UV.

Cabe destacar y ser preocupante, que José Roberto Ruiz Saldaña no tiene experiencia académica dentro de la UV, no conoce a nuestra universidad y sus necesidades. Entonces ¿Cómo se pretende imponer a alguien así cuando hay académicos respetables para ocupar el cargo? Ante eso, se tendría que agregar, a José Roberto Ruiz Saldaña lo ven sin esperanzas porque es alguien extraño a la comunidad académica y se sabe ser un político que para alcanzar el cargo de consejero del INE, se valió del PAN y ahora de MORENA para tratar de imponerlo en la Rectoría.

No debemos olvidar que el Dr. José Roberto Ruiz Saldaña tiene pendientes con la justicia legal y con las mujeres del país, debido a que en el 2015 cometió delitos en contra de su asesora, quien interpuso una queja ante la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) bajo el número de control AEUL1507300007 y una denuncia ante la Fiscalía Especial para los Delitos de Violencia contra las Mujeres y la Trata (FEVIMTRA) bajo el número de averiguación previa AP/PGR/FEVIMTRA326/2015, por hostigamiento sexual y laboral.

Del Doctor Darío Fabián Hernández, lo grave es que venga apadrinado por el Gobernador del Estado, de funcionarios de Finanzas y Planeación del Estado.

Además, nos comentan: “Cómo confiar en él, si se repitieran vicios de los que ya estamos cansados, como el que haya investigadores y en lugar de estar dentro de su centro laboral, andan en busca de cargos públicos y cobren doble partida, así es el caso del doctor Darío Fabián Hernández González, quien cobra doble plaza, ¿Eso es justo? Cuando hay docentes de la UV y burócratas que ganan apenas para sobrevivir”.

Y van más allá: “Por eso hoy expresamos nuestra inconformidad, pedimos que el gobierno estatal y federal saquen las manos de este proceso que se avecina y ser la Junta de Gobierno, la que debe determinar quién será el próximo rector, los deje fuera de la competencia, de lo contrario, se estará perdiendo la autonomía de nuestra querida universidad. Agradecemos su atención y ojalá pudiera apoyarnos publicando estas líneas para que no se repitan vicios e historias en nuestra casa de estudios”.

Abonando a esto, nos enteramos que Cuitláhuac García pretendía imponer a su amigo y mentor Walter Luis Sáiz González, actual director del tecnológico de Xalapa y todos los sectores académicos y administrativos de la UV, además de su propio papá Atanasio García Durán estuvieron en contra, por su relación con el Gobernador y además, no salió en buenos términos como funcionario de la Universidad Veracruzana.

También, en un análisis de debilidades y fortalezas de aspirantes a la Rectoría de la UV, éste se publicará en próximas entregas.

La urgencia de Cuitláhuac de imponer a un allegado, en lugar de respetar la autonomía de la UV, va a provocar confrontaciones innecesarias, pues Sara Deifilia Ladrón de Guevara González pretende imponer a alguien, quien le cubra las espaldas, le tape sus pecaditos, actos de corrupción e infinidad de desvío de recursos, como los hemos dado a conocer en pasadas entregas.

Share this...

Add Comment