LA VIOLENCIA EN YEMEN, PROMUEVE EL ASESINATO DE NIÑOS

Los ataques a la ciudad de Marib, dejó varios civiles heridos y cuatro personas muertas, entre ellas 2 niños

Ginebra, Suiza.- La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF), denunció que los ataques con misiles del domingo 3 de octubre en la zona residencial de Rawdah Jadidah, en la gobernación de Marib en Yemen, han dejado a varios civiles heridos y matado al menos a cuatro personas, incluyendo a dos niños pequeños.

El personal de MSF que trabaja en el departamento de urgencias del Hospital General de Marib, junto con el personal del mismo hospital, atendió a 14 personas; de las cuales ocho se encontraban en estado crítico, y cuatro llegaron sin vida al hospital.

Casi todos los pacientes recibidos en el hospital eran civiles, incluyendo a las mujeres, niñas y niños. Los equipos de MSF recibieron a dos niños que murieron a causa de sus heridas. Entre las personas heridas tratadas por MSF se encontraba una mujer embarazada que tenía lesiones en el pecho a causa de una explosión, un niño con múltiples heridas de metralla y un bebé de dos meses con una lesión cerebral traumática. A la mujer embarazada y al bebé se les trasladó a otro hospital, que se especializa en atención materno infantil y pediátrica, para su posterior tratamiento.

“MSF está profundamente preocupada por el impacto de los recientes enfrentamientos en la gobernación de Marib en la población civil. Después de casi siete años de conflicto, los ataques con misiles de ayer son un ejemplo más de los espantosos efectos del conflicto en la población de Yemen. Instamos encarecidamente a las partes en conflicto a evitar lesiones o muertes de la población civil durante los enfrentamientos en curso en Marib y en el futuro», aseveró Allen Murphy, coordinador del proyecto de MSF en Marib.

Recientemente, Marib ha atestiguado una nueva ola intensa de conflicto en la ciudad y sus alrededores. Durante las últimas dos semanas, el Hospital General de Marib ha recibido a cientos de pacientes heridos de guerra, entre quienes se incluye población civil. MSF pide a las partes en conflicto que respeten el derecho internacional humanitario que garantiza la seguridad de la población civil durante los conflictos.

Antes del inicio del conflicto, según  las autoridades locales, Marib albergaba a casi 400,000 personas. Ahora alberga a casi 2,7 millones, incluyendo a personas internamente desplazadas de otros lugares y muchas que han sido desplazadas en repetidas ocasiones. La reciente escalada de violencia podría provocar el desplazamiento de más personas y aumentar las necesidades humanitarias ya insatisfechas en términos de refugio, alimentos, agua, protección y atención médica.

MSF brinda apoyo en la sala de urgencias del Hospital General de Marib desde abril de 2021. Apoya al hospital con personal médico, de enfermería y un cirujano. También gestiona clínicas móviles, que cubren un total de ocho ubicaciones en Marib, para proporcionar servicios de atención médica primaria a la población desplazada internamente, migrantes y la comunidad muhamasheen.

MSF es una organización médica y humanitaria internacional, independiente y sin fines de lucro, que brinda ayuda de emergencia a personas afectadas por conflictos armados, epidemias, pandemias, desastres naturales y la exclusión de la atención médica. 

Médicos Sin Fronteras comenzó a trabajar en Yemen en 1986 y ha estado presente en el país de manera continua desde 2007. Sus equipos trabajan en 11 hospitales y brindan apoyo a otras 16 instalaciones de salud en 13 gobernaciones. Todos los servicios de MSF en Yemen están respaldados por donaciones privadas sin ninguna contribución de ningún gobierno o institución donante.

Share this...

Add Comment