NUEVOS RICOS EN VERACRUZ, CON GUARDAESPALDAS Y GASTANDO RECURSOS DE LOS VERACRUZANOS

 Entre lo utópico y lo verdadero

Xalapa, Ver.- Recorriendo las calles de Xalapa, vemos denigrantes espectáculos, al utilizar elementos de Seguridad Pública de Veracruz para que en cada esquina, vayan abriendo paso al convoy de camionetas trasladando a políticos, quienes hace cuatro años, no tenían ni para pagar la renta y ahora, viven como virreyes a costa de los veracruzanos.

No entienden ser empleados y los excesos marcan a esta administración estatal de MORENA, quienes aseguraban ser los honestos, los limpios y nada corruptos, cuando en realidad, son peores que los duartistas.

En principales avenidas de la capital, hemos recogido testimonios de ciudadanos y hasta una servidora ha constatado, los verdaderos circos que organiza el Gobernador de papel, Cuitláhuac García Jiménez, al trasladarse por las calles de Xalapa y dar órdenes a los motociclistas de SSP para abrirle paso, deteniendo el tráfico y afectando la circulación de los automovilistas, quienes ven un ridículo espectáculo, pues este Gobernador olvida ser empleado y se le paga un salario.

Las motocicletas abren paso con sirenas, para que circule “El Rey” en turno, cuando son cínicos servidores públicos, quienes se “sirven” de los recursos estatales. Y hace cuatro años, Cuitláhuac caminaba por el centro de Xalapa, sin que nadie lo reconociera. Un perfecto desconocido, quien hoy hace negocios con recursos estatales, beneficiando a su familia, a sus amigos y apoyar a sus socios, afectando terriblemente la poca economía de Veracruz.

Recordemos, que al inicio de la administración de Cuitláhuac García, se trasladaba en vehículo utilitario y viajaba en ADO… Hoy, ya probó el poder y ahora sus excesos son evidentes, pues él tiene a más de 50 guardaespaldas, en dos turnos y ser cuatro camionetas Suburbans blindadas, dos patrullas, cuatro motociclistas y dos carros custodia. Todo un operativo para trasladar a una sola persona. Además, sus padres, hermanos, las esposas de los hermanos y primos, tienen guardaespaldas y choferes, trasladándose en vehículos oficiales.

Y de estos ridículos, también se observa el “Papaki” que hace todos los días, el secretario de Seguridad Pública, Hugo Gutiérrez Maldonado, oriundo de Nuevo León y sin conocer las costumbres en Veracruz. Su traslado a eventos también es impresionante, pues él usa tres camionetas blindadas, cuatro vehículos con gente armada y varias patrullas. Un día, circulando por la Avenida Murillo Vidal, se hacen dos largas filas de vehículos para incorporarse a la autopista Xalapa-Veracruz, a la altura de la Delegación SEDESOL Veracruz. Ese día, sonaron las sirenas y dos patrullas abriendo paso en medio de esta Avenida, lanzando torretas a los autos para que se abrieran y ahí observamos la camioneta blindada del titular de SSP, quien no iba a una emergencia, pues se le hacía tarde para una reunión en Plaza Américas y junto a ésta irían los vehículos de guaruras, policías y otras patrullas.

Hugo Gutiérrez Maldonado no iría a una emergencia, ni a la Academia de Policía y sólo era una reunión a Plaza Américas, en Xalapa. El abuso de este y otros funcionarios es inaudito y además, usan recursos públicos para sus necesidades, que no son prioridad para los veracruzanos.

Los secretarios de despacho cuentan con guardaespaldas, choferes y asistentes, quienes van por el mandado, bañan a los perros, lavan carros y hasta van por las tortillas. Las esposas, también son beneficiadas con guaruras quienes cargan las bolsas de las compras o ser choferes de los hijos. Las amantes también tienen guardaespaldas y choferes, quienes son vistas en tiendas departamentales probándose zapatos de $10 mil a 15 mil pesos, al igual que bolsas de diseñador de $50 mil pesos, cuando hace tres años, hacían fila en el Monte de Piedad para empeñar.

Y muchos alegan, que estos abusos se han realizado en pasadas administraciones. Lamentamos reconocer, tener la razón estos críticos. Pero recordemos, que en campaña y ya en funciones, Cuitláhuac García y su staff de pillos, prometieron ser honestos, austeros, que habría una gran transformación y ser el cambio verdadero, cuando en realidad, son promesas incumplidas y ahora, hacen lo mismo o peor, que los anteriores. Los nuevos ricos en Veracruz y candidatos a ser inquilinos del penal de Pacho Viejo en un futuro.

Share this...

Add Comment