POR DENUNCIAR EL RECLUTAMIENTO DE MENORES POR GRUPOS ARMADOS, AMENAZAN A PERIODISTA

El estado sigue sin otorgar la protección adecuada a la víctima

Bogotá, Colombia.- La Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP), dio a conocer su preocupación por la situación de seguridad del periodista de Caucasia, Éder Narváez, director del medio digital NP Noticias Online y corresponsal de Teleantioquia Noticias para la región del Bajo Cauca antioqueño. 

Afirma la FLIP que en el último mes, el periodista ha reportado a esa organización tres situaciones que ponen en riesgo su seguridad. 

Estas, dijo la ONG, estarían relacionadas con las denuncias que viene haciendo en NP Noticias Online y para Teleantioquia, sobre la situación de orden público en la región y las nuevas modalidades de reclutamiento de menores de edad por parte de grupos armados, particularmente por parte de Los Caparros. 

En abril del año pasado, el periodista ya había sido víctima de varias amenazas que lo llevaron a desplazarse forzadamente del municipio de Caucasia. El reportero pudo regresar al municipio cinco meses después con la intención de continuar con su trabajo periodístico. Sin embargo, el riesgo persiste. 

En el último año la FLIP ha registrado seis amenazas en contra de Narváez, todas relacionadas con el cubrimiento del accionar de grupos armados en el Bajo Cauca.   

Lo más reciente ocurrió el 13 de abril de este año, cuando un hombre armado rondó por varios minutos la casa del periodista; días antes una persona que se identificó como miembro de Los Caparros amenazó al periodista a través de una llamada telefónica.

Destaca la FLIP, que previo a lo reseñado, el periodista había recibido una amenaza a través de Facebook mientras hacía una transmisión sobre la desaparición de un grupo de jóvenes que habrían sido reclutados forzadamente por parte de ese mismo grupo en el corregimiento de Puerto Bélgica, en el municipio de Cáceres. 

“Hasta ahora la Unidad Nacional de Protección (UNP) ha desestimado las solicitudes que ha hecho la FLIP y la la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos,  para que el caso sea revisado por trámite de emergencia con el fin de reforzar las medidas de protección del periodista. Para la UNP los hechos reportados no son suficientes para llevar el caso a esta instancia”, reprocha la FLIP. 

Entre el 2020 y lo corrido del 2021, la FLIP ha registrado trece ataques contra la prensa en ese municipio, de los cuales siete han sido amenazas.

Los reporteros que cubren lo que sucede en la región del Bajo Cauca se enfrentan a un clima de constante zozobra. Esto se debe a la confluencia de grupos armados que se disputan el territorio y la violencia histórica contra la prensa. 

Por ello, la FLIP considera que en este contexto, se hace aún más necesario que las autoridades respondan de manera ágil, clara e imparcial al riesgo que corren los periodistas y que desplieguen acciones preventivas. 

Así, es que la FLIP le reitera la solicitud a la UNP de que, por trámite de emergencia, fortalezca las medidas de protección del periodista Éder Narváez con el fin de salvaguardar su vida y su integridad. 

Finalmente, solicita a la Fiscalía General de la Nación que investigue esos hechos con celeridad y comunique al periodista los avances de las investigaciones en curso. “Las sanciones judiciales son un precedente importante que contribuye a disuadir la ocurrencia de nuevas violencias contra la prensa”.

Share this...

Add Comment