RECONOCE LA ONU QUE CIENTOS DE ACTIVISTAS ESTÁN SIENDO ASESINADOS EN EL MUNDO

También calcula cerca de mil desapariciones forzadas diarias en el planeta

Nueva York, EE UU.- Las preguntas sobre el derecho a la libre reunión, la creación de un orden mundial equitativo y los esfuerzos para detener las desapariciones forzadas —un crimen que pronto alcanzará los 1.000 casos al día— ocuparon el centro de atención en la mesa de trabajo realizada, el 19 del actual,  en el Tercer Comité (Social, Humanitario y Cultural) de la Asamblea General de la ONU. En esa discusión, los delegados evaluaron las normas de derechos humanos que sustentan las relaciones estatales desde la Segunda Guerra Mundial.

A lo largo del día, los delegados se comprometieron con expertos de las Naciones Unidas en cinco diálogos interactivos, celebrados virtualmente, que exploraron el uso de medidas coercitivas unilaterales, el ejercicio de la libre reunión y asociación —en línea y fuera de línea— y la protección de los defensores y defensoras de los derechos humanos que están siendo asesinados por cientos de personas por sus esfuerzos pacíficos para poner el foco internacional en los males sociales.

«Estos asesinatos no son actos de violencia aleatorios y no son inevitables», dijo Mary Lawlor, Relatora Especial sobre la situación de los defensores y defensoras de los derechos humanos, subrayando que la pandemia se ha utilizado en todo el mundo como excusa para atacarlos.

Agregó que muchos defensores, incluidos los médicos, han sido blanco de ataques por decir la verdad sobre el virus. “Silenciarlos es un peligro para todos nosotros. Los defensores y defensoras de los derechos humanos no son nuestros enemigos; son personas comunes y corrientes que hacen cosas extraordinarias para mejorar nuestras vidas».

Durante el diálogo interactivo, varios delegados subrayaron la importancia de las medidas de prevención y rendición de cuentas, incluidas investigaciones sólidas.

El representante de Eslovenia preguntó sobre las mejores prácticas para proteger a los defensores y defensoras de los derechos humanos en las zonas rurales, luchar contra la impunidad y abordar las represalias, mientras que el representante del Reino Unido condenó las represalias contra los defensores que cooperan con las Naciones Unidas.

El delegado de China, por su parte, criticó el estatus especial de los defensores y defensoras de los derechos humanos, subrayando que no están por encima de la ley. «Cualquiera que viole la ley será castigado por la ley», declaró.

Más tarde en el día, Livingstone Sewanyana, Experto Independiente en la promoción de un orden internacional democrático y equitativo, llamó la atención sobre el papel clave de las instituciones financieras internacionales al presionar a las autoridades locales para que investiguen los actos de represalia y lleven a los autores ante la justicia.

En cuanto a la respuesta del Estado, pidió que los Estados prestatarios y los receptores llevaran a cabo evaluaciones de impacto tanto en los derechos humanos como por las instituciones financieras internacionales, antes de conceder préstamos con condicionalidades.

En respuesta a las preocupaciones de los delegados, también criticó el uso de medidas coercitivas unilaterales.

Mohammed Ayat, Presidente del Comité de Desapariciones Forzadas, dijo que se están perpetrando decenas de millones de desapariciones en todo el mundo, con el número diario subiendo a 1.000 al día.

«Mil personas desaparecieron, completamente aisladas del mundo», subrayó, llamando la atención sobre la carga insufrible que sienten sus familias y llamando a la ratificación universal de la Convención Internacional para la Protección de Todas las Personas contra las Desapariciones Forzadas.

Share this...

Add Comment