WIXARIKAS ASEGURAN QUE LOS PUEBLOS INDÍGENAS NO TIENEN PORQUÉ MENDIGAR JUSTICIA

Reprochan que se privilegie la propiedad privada sobre la propiedad colectiva para hacer de la tierra una mercancía

Ciudad de México.- La comunidad indígena tepehuana y wixárika de San Lorenzo de Azqueltán, en el municipio de Villa Guerrero, Jalisco, emitió un comunicado nacional para anunciar que por acuerdo de su asamblea general, sus autoridades tradicionales y agrarias se suman a la marcha por la Dignidad y la Conciencia Wixárika, que luego de más de 900 kilómetros, arriba a la Ciudad de México y exige al gobierno federal que se dé una solución integral y definitiva al conflicto agrario en Huajimic, Nayarit.

“Los pueblos indígenas no tenemos porqué mendigar la justicia, como si ganar un juicio no fuera algo que se nos tenga permitido a los que somos originarios de este país México, como si las leyes no hubieran sido hechas para nosotros, excepto las que están dirigidas al saqueo, a la privatización y al despojo”, precisa el comunicado.

Luego de lo cual expone que como comunidad de Azqueltán saben que no puede haber pequeñas propiedades sobre los terrenos comunales, pues para eso hay leyes que los protegen, hay tratados internacionales y está la constitución mexicana.

Reconoce la larga lucha de la comunidad de San Sebastián Teponahuaxtlán por el territorio ancestral que le fue reconocido tanto en su título virreinal como en su resolución presidencial. “Sabemos, porque hemos sido testigos, de las invasiones causadas por la ambición y por las políticas de los gobiernos, que buscan siempre privilegiar a la propiedad privada sobre la propiedad colectiva para hacer la tierra una mercancía. Con más razón cuando reconocemos esos territorios como sagrados, donde se manifiesta nuestras deidades y nuestra madre que es la tierra”.

Asegura que los integrantes de esa comunidad han sido testigos también de la larga lucha de San Sebastián por defender y cuidar, “como nuestra madre sagrada, a la tierra, que es su territorio ancestral, lo que es digno de admiración, respeto y un ejemplo para toda la región y para nuestro país”.

“Nos sumamos a la exigencia de que el Gobierno Federal haga valer las leyes, las sentencias emitidas por el Tribunal unitario Agrario del Distrito 16 y señale con precisión los pasos a seguir para la restitución inmediata de las tierras comunales, sin falsas mesas de negociación y sin pretextos que lleven a alargar el regreso de las tierras a sus verdaderos dueños”, demanda al finalizar su comunicado.

Share this...

Add Comment